Estamos conectados a través de los recuerdos y qué bonito es recordar a esas almas que siempre seguirán con nosotros. Al final de eso se trata la vida, de disfrutar los instantes, y el Día de Muertos está hecho para eso: para recordar con honor a los que nos miran desde las estrellas.

Como decía Frida Kahlo:

«Por eso la muerte es tan magnífica. Porque no existe, porque solo muere aquel que no vivió. Porque siguiendo viviendo quién después de muerto, produce en los que le continúan sensaciones nuevas, anhelos y deseos.»

¿Has escuchado hablar de las nueve regiones del Inframundo?

¿A qué lugar se van esas almas queridas? El Día de Muertos tiene un significado y un origen más allá que celebrar a las almas que ya no habitan en la tierra.

Te traemos hoy en nuestro artículo el significado de estas celebraciones y ¿sabes cuál es el origen del Día de Muertos? Cuentan nuestros antepasados que Los Mexicas, el pueblo indígena que dominaba la época prehispánica mexicana, viajaban después de su muerte a través de las 9 regiones al Inframundo: El Mictlán.

Mictlán es el inframundo mexica a donde llegaban quienes morían sin que importara su rango o riqueza. Donde debían atravesar nueve regiones superando obstáculos extraordinarios, algo que les tomaba cuatro años con un proceso de «desapego» porque dejaban el cuerpo y las emociones a su paso por las nueves regiones existentes para alcanzar la paz. Si lo conseguía su Tonalli «alma» se liberaba y podías descansar en paz.

¿Y en qué consisten las nueve regiones para llegar al Inframundo?

Los distintos niveles eran obstáculos que las personas debían superar, en el primer nivel había un río que las personas cruzaban con ayuda de un xoloitzcuintle, un perro sin pelo emblemático de México, que solo auxiliaba a quienes habían tratado bien a los animales en vida.

Después, era como si corrieras un maratón con obstáculos o un Spartan Race mejor dicho, se metían a cuevas, escalaban montañas de obsidiana, resistían fríos vientos, perdían la fuerza de gravedad, recibían flechazos, un jaguar les abría el pecho para comerse su corazón y llegaban a una laguna de aguas negras antes de alcanzar la novena etapa.

El último nivel representa el paso de nueve ríos. Era como encontrarse con todas las emociones y dejar todas esas partes atrás y como de cierta purificación. El agua significa vida, pero también de alguna manera pureza. Entonces se llegaba al lugar donde ya se descansaba y vivías en paz.

Así es como comenzó esta hermosa tradición mexicana con los Mexicas, que ha perdurado siglos en todo el mundo, el significado es recordar esas almas tan especiales con las que compartimos en vida. Actualmente se hacen grandes desfiles y ofrendas.

¿Qué son las ofrendas durante el Día de Muertos?

Las ofrendas son tributos a nuestros seres queridos con distintos elementos que nos hacen recordarles poniendo sus cosas favoritas.

En México, durante las celebraciones del Día de Muertos, es tradición levantar altares domésticos para prodigar ofrendas a los muertos queridos, bien sean familiares, amigos o personajes ilustres.

Como tal, las ofrendas pueden estar constituidas por alimentos, calaveras, bebidas, flores e hierbas aromáticas.

Los elementos típicos de la ofrenda y sus significados

  • El cempasúchil: La flor amarilla que ayuda a los difuntos a encontrar el camino hacia la ofrenda gracias a su olor y color. Su nombre deriva del náhuatl y significa la flor de los 20 pétalos.
  • Las velas: Deben ser de color blanco para simbolizar la pureza de los difuntos. Su luz será la guía para que las almas puedan llegar a su casa y también les ayudará a regresar al más allá.
  • Las calaveritas de azúcar: Representan los difuntos a quienes se les dedica la ofrenda; por eso deben llevar su nombre en la frente. Además, una vez terminada la celebración, se dice que las almas se alimentan de la esencia de estos objetos.
  • Fotografía de las almas: Las ofrendas se dedican a los seres queridos que ya no están con nosotros, por eso debes colocar una foto de ellos en la mesa.
  • El agua: Saciará la sed de tu difunto, purificará su alma y les dará fuerza para su regreso.
  • El papel picado: Además de darle colorido a la ofrenda, el papel picado representa el aire y es uno de los cuatro elementos que siempre deben estar presentes en la ofrenda.
  • El incienso: Ahuyenta los malos espíritus para que el alma de nuestro ser querido pueda entrar sin problemas a nuestra casa.
  • Comida favorita: Se pone lo que más les gustaba comer en vida, ya sea un plato con mole, tamales, enchiladas, tacos y no puede faltar su bebida favorita como el tequila o la cerveza.
  • La sal:  Evitará que el alma se corrompa en su viaje de vuelta y pueda regresar el próximo año. También les ayuda a mantenerse frescos durante el viaje.
  • Pan de muerto: Representa a los difuntos, su origen viene de tiempos prehispánicos, cuando se ofrecía una ofrenda a los dioses.

Una tradición de más de 500 años que sigue viva

La noche del 1 al 2 la ofrenda alcanza su máximo esplendor. Al terminar la celebración, se degustan todos los platillos y bebidas de la ofrenda. Y finalmente el alma viaja nuevamente al Inframundo, donde algún día todos nos encontraremos.

Seguramente has visto la película Coco de Pixar, y si no tienes que verla o volver a verla. Los muertos y los vivos están conectados a través del recuerdo. La película nos muestra que los muertos dependen, para seguir existiendo del recuerdo de los vivos. Al final de la vida lo importante no es preguntarse «para qué, sino para quién he vivido».

La película transmite la unión de la familia y a no ser olvidados por los queridos en fechas especiales como el Día de Muertos, pese a los errores que cometió en vida, es importante un recuerdo. La película transmite el sentimiento mexicano a través de la tradición.

Conocer nuestros antepasados y tradiciones nos recuerda de donde venimos y hacia donde vamos, a vivir y entender esta auténtica tradición mexicana. Nos sentiremos conectados con nuestras almas favoritas que siempre recordaremos.

Y como decía Jaime Sabines:

«Alguien me habló todos los días de mi vida al oído, despacio, lentamente. Me dijo: ¡Vive, vive, vive! Era la muerte.»

¿Qué te ha parecido el origen del Día de Muertos? ¿Quieres aportar algo? Cuéntanos en los comentarios, estamos deseando leerte.

En Mood 359 tenemos una parte mexicana y por eso queríamos acercaros un poco más de la historia tan bonita en torno a esta tradición tan conocida. 😊

Sabemos que las cookies normales no te gustan, pero el estado de ánimo de nuestras cookies es otro rollo.

Aunque si quieres saber sobre ellas, esta es nuestra versión de cookies, y si quieres más información haz clic.

ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This